MENU

INTRODUCCION A LA GNOSIS

 

NAVEGACION

 

En el Vestibulo del Santuario. Justicia.

Pero una cosa es la justicia del hombre y otra cosa es la justicia de Dios.

Al hombre que crea para la vida, le da: valor, paciencia, mansedumbre, humildad, resignación, sinceridad, fe, amor, caridad, justicia que son DONES Y VIRTUDES, todo esto se traduce en intima complacencia, en satisfacción plena; en cambio, los otros se hacen poderosos, pero una cosa es ser poderoso y otra cosa es ser virtuoso.

Lo uno, vale ante los hombres. Lo otro, vale ante Dios.

Todas estas reflexiones las vamos haciendo a nuestros lectores para que aprendan a discernir, y el discernimiento los conduzca a establecer una diferencia entre lo real y lo ilusorio: entre el derecho divido y el derecho social.

Es un hecho real que hoy estamos asistiendo nosotros cada catástrofe final de la falsa civilización moderna.

Este orden de cosas se está agotando a través de grandes cataclismos sociales y el hombre es importante para conjurar el mal, porque el hombre no ha discernido, es decir, está cayendo ciego al abismo de la desesperación.

No se necesita ser filósofo para comprender la catástrofe actual de la falsa civilización moderna.

La vida en las ciudades se hace cada día más insoportable y el costo de la vida peor.

Los líderes políticos ofrecen panaceas, sus afiliados se sienten defraudados, porque las promesas siguen siendo lo que realmente son.