MENU

MODULO 1

 

NAVEGACION

 

Escuela Superior de Ensenanza Esoterica. El Yo Psicologico.

 

En la presente lección vamos a analizar un elemento que hace parte de nuestro desarrollo psíquico a través de nuestra existencia en el planeta tierra.

Este elemento ha sido el eje central de nuestra personalidad o mas claramente aquello que nos identifica o que nos hace identificarnos de momento en momento y  toma el mando de la maquina humana.

Este es uno de los temas más interesantes dentro de la doctrina gnóstica, por que dentro del ego se desarrolla toda la actividad humana y de allí su importancia.

¿Sabes tu amigo estudiante, qué o quién es el ego?

Te lo diremos en forma muy elemental para que lo comprendas muy bien y no vallas a equivocar su significado o confundirlo con algo distinto.

El ego es un conjunto de defectos, errores, costumbres, vicios, es un manojo de recuerdos, apetencias, temores, odios, pasiones, experiencias, egoísmos, son agregados psicológicos que cada criatura humana lleva dentro de su propia psiquis.

Estos elementos negativos que en nuestro interior cargamos, se expresan por medio de los pensamientos, palabras  y acciones en general del ser humano.

Cada defecto tiene múltiples manifestaciones agradables o desagradables, pero son independientes y autónomos para posesionarse de la maquina pensante en el momento que el ego lo crea conveniente.

Cada defecto tiene su propia mente, por lo cual podemos decir que el hombre tiene muchas mentes.

A las partes o  manifestaciones del ego o de un defecto, se le llama también Yoes; un yo es un defecto, un error y a todo el conjunto de Yoes se  le llama YO PSICOLOGICO PLURALIZADO, por que es plural, el yo psicológico es múltiple y de allí el titulo de esta lección.

El yo psicológico es un conjunto de entidades metafísicas que se apoderan de la maquina humana, el yo es la causa fundamental de nuestras intimas contradicciones.

El yo, nuestro querido yo, es Energía que ha vivido en nuestros antecesores y que ha  originado ciertas causas pretéritas cuyos efectos presentes condicionan nuestra existencia5