MENU

MODULO 2

 

NAVEGACION

 

Modulo 2. La Iniciacion.

 

 

En todas las escuelas herméticas hay una ceremonia con la cual se recibe al candidato, llamada la ceremonia de la Iniciación, Esta ceremonia lejos de ser comprendida por la mayoría de los candidatos, es un acto muy significativo cuya verdadera importancia esta oculta bajo  la verdadera apariencia de velo exterior.

La palabra Iniciación procede de la latina “Initiare”, de initium “inicio o comienzo” y se deriva de las dos “IN dentro e IRE- ir” esto es: ir dentro o penetrar al interior y comenzar un nuevo estado de cosas.

De la etimología de la palabra se desprende que el significado de la Iniciación es el ingreso al mundo interno para comenzar una nueva vida.
¿Pero quien es el que entra  y como se puede entrar al mundo interno?

La iniciación masónica es una joya inestimable de la corona del simbolismo,  En la Logia hay un cuarto de relación que es el símbolo de del interior del hombre. Todo hombre, al cerrar los sentidos al mundo externo, se halla en su cuarto de reflexión con su aislamiento en la obscuridad que representa las tinieblas de la materia física que rodean al alma hasta la completa maduración. Este interior obscuro es el estado de conciencia del profano que vive fuera del templo, en medio de las tinieblas.
Desde el momento en que el practicante comienza a dirigir la Luz del pensamiento principia a invadir su templo, poco a poco, y el dominio de su mente equivale  al aceite que alimenta a una lámpara encendida.

Entonces, el Iniciado es aquel ser que dirige su pensamiento al mundo interno, mundo del espíritu, que le conduce al conocimiento de si mismo y al conocimiento del Universo, del cuerpo y de los Dioses que habitan en El.

El Espíritu único y Universal se diversifica en todos los seres que se hallan en el Cosmos. ESTOS DIOSES DEL UNIVERSO TIENEN SUS REPRESENTANTES EN EL CUERPO DEL HOMBRE Y ESTOS REPRESENTANTES SE LLAMAN ATOMOS.
Por eso dice Hermes y con mucha razón: “Lo que esta arriba  es igual a lo que esta abajo”, y por eso dijo Jesús: “El reino de Dios esta dentro de vosotros”.