MENU

MODULO 2

 

NAVEGACION

 

Modulo 2. La Puerta de la Iniciacion.

 

 

La puerta de la Iniciación verdadera que conduce al reino de Dios en el mundo interno, es el CORAZON.

La Iglesia Católica ha dedicado gran parte de su culto al Corazón de Jesús y al corazón de María, objetivando, tal vez, esta practica para que el hombre, tenga la dicha de subjetivarla.
Hay una ley ignorada por muchos y es la siguiente: A donde se dirige el pensamiento, dentro del cuerpo, allá va una mayor cantidad de sangre.

Últimamente esta ley fue probada científicamente.

Desde que el hombre, hijo prodigo del Padre celestial, deambula en el desierto de la materia, alimentándose de sus placeres que debilitan al alma y al cuerpo, ha habido dentro de su corazón una voz silenciosa que le ha llamado, con insistencia, para que vuelva a su hogar; pero el hombre embebecido en sus intereses materiales, no la oye. El aspirante la oye y contesta a su llamada cuando retorna a su corazón.

En su búsqueda Interna encuentra ocho guías en diferentes etapas del sendero, cuya misión es el conducir al Iniciado, si los sigue hasta el fin, a la presencia  del Padre, a la Unión con el Infinito.

El hombre, en esta naturaleza migratoria, brilla en su centro corazón la estrella de Belén del Cristo nacido, entonces los tres Reyes Magos (cuerpo vital, de deseos y cuerpo mental) deben seguir la estrella de Cristo del corazón hasta llegar al Padre.

El Tabernáculo en el desierto es el cuerpo humano en el mundo; es el hombre peregrino hasta la Eternidad. Este Microcosmos se mueve cíclicamente en un círculo alrededor del Dios Intimo que reside en su interior y que es el origen y la meta de todo.

Dentro del Tabernáculo-cuerpo se halla diseñada la representación de cosas celestiales y espirituales. Este cuerpo humano debe ser venerado en todas sus partes y deben ser comprendidas todas sus sublimes y gloriosas realidades.