MENU

MODULO 2

 

NAVEGACION

 

Modulo 2. La Serpiente.

 

 

Una serpiente enroscada en espiral es el jeroglífico del mal.

FABER, Origen de la idolatría pagana.

Atrapada en los famosos anillos de la gigantesca serpiente del sexo, la humanidad está a punto de ser destruida.

Esa serpiente que en un principio fuera creada para ayudar a la evolución de la humanidad, fue absurdamente adoptada como animal domestico al que se adula y mima exageradamente. Consentida y sobrealimentada, cumplidos sus menores caprichos, el animal domestico se transformo en un monstruo que ha superado a su amo y que ahora amenaza con destruirlo. El  oído  interior puede captar un creciente grito de auxilio que sale de la garganta de la humanidad en peligro: Un siniestro grito que se hunde y decae para luego volver a subir, rogando por la liberación del apretado abrazo de la malvada criatura.

Pero no hay respuesta ni ayuda exterior. La posición precaria en la que se encuentra el hombre es enteramente suya. Fue el mismo quien otorgo a la criatura todo el poder que esta tiene ahora, al ceder contantemente a sus crecientes demandas; y es el, por tanto, quien debe remediar este infortunio creado por si mismo, mediante un tenaz esfuerzo propio.

“La serpiente…es el monstruo que hay que vencer.” Si quiere el hombre puede reducirsu poder .Puede fortalecerse contra la presión de los pavorosos espirales .Puede en realdad dominar al poderoso y descontrolado reptil oponiéndose incluso a sus depravados deseos.

Con voluntad, puede reducirla nuevamente a la servidumbre. Y entonces, su inapreciable poder oculto ayudara al hombre en su ascenso por el camino de la evolución. En realidad, “cuando se la conquista, la serpiente se convierte en un medio de vida”. En lugar de apoderarse de la fuerza vital del hombre, le  provocara el principal factor para el logro de una existencia humana superior. La turbulenta serpiente del sexo se transformara entonces en la dócil serpiente de la sabiduría que mostrara el camino que va del estado humano al supra humano.
Pero el hombre no debe demorarse. Tiene que liberarse de las espirales antes de que el monstruo lo triture.

El símbolo de una serpiente enroscada al cuerpo de la humanidad aparece en la mitología de diversos pueblos. Y la literatura oriental menciona una serpiente en un misterioso centro vital dentro del cuerpo humano. Si bien ambas no son enteramente equivalentes, el desenroscarse de esta serpiente dentro del cuerpo, así como la liberación del monstruo envolvente, se consideran como deber evolutivo del hombre.

En todas partes del mundo es posible hallar en una u otra forma, testimonios de un simbolismo de la serpiente. Son particularmente universales las leyendas acerca de héroes que conquistan una serpiente maligna. Y no cabe duda que de tales leyendas simbolicen la necesidad de la victoria del hombre sobre la influencia dominante del sexo, ya que desde la más remota antigüedad el folclore de los pueblos parece haber relacionado la serpiente con la función sexual.

Los investigadores eruditos han llegado a la conclusión de que “la serpiente  tiene un significado fálico”. Pero lo que confunde al estudioso del simbolismo es el hecho de que “aunque la serpiente se presenta como representación del principio del mal…también se la considera lo opuesto”. Sin embargo, en el caso en que el simbolismo no ha sufrido alteraciones, hay una notable diferencia entre las dos representaciones.

Mientras la serpiente del mal es enroscada, “la serpiente del bien siempre esta representada…enhiesta”. Esta es la serpiente transformada, ya no más enroscada sino erguida sobre su cola, su cuerpo ligeramente encorvado, como reminiscencia de la columna vertical del hombre que desempeña un rol tan importante en el efectivo desenroscarse de la serpiente. Es todavía la serpiente fálica. Pero ya  conquistada, domesticada, y por consiguiente, convertida en el más valioso aliado del hombre.

Un análisis reflexivo sobre las diversas formas del simbolismo de la serpiente revela que las mismas contienen un principio de suma importancia, a saber: que todo esfuerzo por resistir las exigencias de la urgencia sexual, gradualmente determinara un des enroscamiento de la serpiente, y con ello un aumento de la libertad espiritual y un mayor desarrollo evolutivo. Pero este último resultado ni podrá obtener sin una consciente realización de la purificación ideal “Una extrema pureza es el único secreto de la espiritualidad”… de aquel factor del logro evolutivo que debe seguir a la adquisición del intelecto, pero que ha sido totalmente descuidado por la humanidad.